Estado de la Situación de la supuesta Regencia. El Futuro es la República Nabarra.

Ir abajo

Estado de la Situación de la supuesta Regencia. El Futuro es la República Nabarra.

Mezua  MKMHAKO el Sáb Mar 31, 2012 9:09 am

Blas sigue sin contestar a la "Carta Abierta a Blas de Beaumont sobre 7 puntos" haciendo un ridículo tremendo en los medios, inventándo y mirando para otra parte. Siete puntos, que le planteo yo, un simple soberanista particular. Ni que decir el ridículo que haría si en esta "pugna" tomarían parte reputados historiadores del Estado Español y Francés.

Tampoco parece que den muchas señales de vida "Pierre-Robert La Motte", el supuesto heredero proclamado por don Blas , "Duque de Beaumont-Evreux". Ni está ni se le espera. Basta de farsas, Sr Beaumont!

De los "legítimos herederos del Reino de Navarra" (Linea Habsburgo o Linea Borbón Parma) bien contrastados como se ha demostrado en este Foro, ni están ni se le esperan. El bochornoso acto de los Borbón Parma del 17 de Marzo quedó patente para la particular Historia de la Infamia del Reino de Nabarra.

Leo con interés las Tesis expuestas por los carlistas : "Desde 1936 existen Dos Dinastías Carlistas separadas, la Navarra y la Española". Es hecho incuestionable que el Reino de Nabarra tiene sus propias Leyes y que las Leyes Sucesorias Españolas son diferentes que las Navarras. Desde el soberanismo y desde el Legitimismo Carlista se tiene que endender perfectamente que cada Estado (Reino) tiene sus propias Leyes Sucesorias y Fueros, y el cómo la Dinastía Carlista tras 1936 y el último hededero carlista directo, el conocido como "Alfonso Carlos I" , dicha Dinastía se divide en dos, la Linea Directa por parte femenina en Navarra, y la no directa por parte de los herederos de Felipe V, los Borbón Parma.

Respecto a esta tesis carlista , más que la existencia de un Heredero a la Corona u otra, me satisface comprobar el cómo por fin se constata la Estatalidad de Nabarra, con sus propias Leyes y Fueros y el cómo nuestro propio Derecho es suficiente por sí mismo para-contra el Derecho Español, incluso de manera independiente de la forma que tome el Estado en sí (República o Monarquía). El mismo carlismo, el Partido Carlista que forma parte de Nafarroa Bizirik, se ha dado cuenta de ésto, y ya de por sí se declara "accidental respecto a la forma del Estado" en sus últimos comunicados.

Por otra parte, parece que sigue sin admitirse a trámite la demanda de la ONU. Ya no se en quien queda la "potestad" de informar al Pueblo Nabarro, a la "Regencia" o al grupo de Saldise NBK-CSN. Reiterar que en su blog, a pesar del "giro republicano" de Iñigo Saldise, sigue recayendo en la fantasías de Blas de Beaumont.

En definitiva : Se hace patente la necesidad del camino de la República Navarra. Una vez más, y quizás más aún en esta situación de Crisis Económica donde el nacionalismo español se pliega a la voluntad del capitalismo centralizador.

MKMHAKO
Gonbidatua


Gora itzuli Ir abajo

Euskadi? que es eso??????

Mezua  Utrimque el Dom Abr 15, 2012 4:47 am

"Con estos planteamientos y en una situación parecida a la de los vas-
cos, Pi, Bosch y Batista presentaron el 29 de julio de 1940 a los catalanes
de Inglaterra el acta fundacional del “Consell de Catalunya”, que nacía con
carácter de provisionalidad y continuidad institucional.
Las relaciones con el Foreign Office se hacían a través de Lizaso y
Batista, que llevaban más tiempo en Londres, desde la guerra civil ambos.
Según Pi i Sunyer, los nacionalistas vascos estaban influidos por las actitu-
des radicales e independentistas de Batista, que era con el que más trata-
ban, tomando muchas veces sus deseos por realidades28.
La influencia de Batista en Lizaso era notoria y éste, a su vez, influía en
Irujo y en el mismo Aguirre, hasta el punto que el catalán Sbert, que se
había entrevistado con el lendakari en París, le había encontrado, según le
escribía a Bosch i Gimpera, “batistisat”29.
Como fruto de estas relaciones y coincidencias se llegó al acuerdo de
redactar un manifiesto que sellase un pacto vasco-catalán, considerado como necesario y urgente en un momento que se creía decisivo ante lo que
se consideraba la inminente entrada de Franco en la guerra. Pi i Sunyer fue
el encargado de redactarlo, pero tuvo inicialmente problemas con su compa-
ñero Batista i Roca, que quería modificar cuestiones no de detalle sino de
fondo. La coordinación con los vascos fue todavía más difícil ya que, según
Pi i Sunyer, querían plantear el texto “en una forma que no em semblava
hàbil ni oportuna”30. Se opuso así a la pretensión de Irujo de incluir en el
mismo una referencia, que juzga “incongruente”, acerca de la navegabilidad
del río Ebro y la necesidad de implantar una línea de “ferrries” adaptados a
las líneas internacionales.
Pero, aparte de estas obsesiones anecdóticas propias de Irujo en aque-
lla época, éste planteó igualmente cuestiones políticas en línea con la radi-
calidad adoptada entonces. Irujo no estaba de acuerdo con el proyecto
definitivo de declaración remitido por Pi i Sunyer, porque consideraba que en
él Euzkadi y Cataluña quedaban enmarcadas en un ámbito peninsular y veía
por lo tanto en esta versión “el temor de que de ella derivemos hacia un
regionalismo” dentro del que podían quedar subsumidos ambos países. Las
soberanías nacionales debían quedar claramente manifestadas “sin relación
forzosa con la Península”. Además, en su opinión, la referencia al País Vasco
debía quedar también subrayada, entre paréntesis, con la frase “CONTENIDO TERRITORIAL DE LA CORONA NABARRA". Finalmente, la declaración conjunta vasco-catalana fue firmada por Pi i Sunyer y Batista i Roca por el Consell Nacional de Catalunya, y Manuel Irujo y
José Ignacio Lizaso por el Consejo Nacional de Euzkadi. En ella se expresaba la
esperanza en la victoria final de los Aliados y se reivindicaba, como parte inte-
grante de Cataluña, los países de habla catalana de la Península y las islas
Baleares, mientras se consideraba que Euzkadi incluía “los territorios compren-
didos en la histórica corona de Navarra”. Se afirmaba igualmente el derecho de
autodeterminación para ambos pueblos y se hacía hincapié en que ambas
naciones, por su posición geográfica, sus antiguas tradiciones democráticas, su
potencialidad económica y la eficacia de su colaboración política, constituían
una “base sólida para la reconstrucción y estabilidad de la Península...”. Esto iba
en interés de los Aliados ya que, en un momento dado, ambas naciones podían
constituir uno de los factores importantes en el proceso de reorganización del
Occidente europeo y del Mediterráneo. Era, de nuevo, la teoría del “bloque pire-
naico” o pacto vasco-catalán32.

TODO QUEDO EN UNA INMENSA MIERDA, LA CUAL TODAVÍA HOY ESTAMOS TRATANDO DE ENGULLIR, TRAGAR Y DIGERIR..........GORA LOS "ALIADOS". VERGOZOSO, VERGONZOSO, VERGONZOSO, .......

Utrimque
Gonbidatua


Gora itzuli Ir abajo

Gora itzuli


 
Permisos de este foro:
Foro honetan ezin duzu gairik erantzun