El polémico Lancelot de Navarra

Ir abajo

El polémico Lancelot de Navarra

Mezua  Nabarra el Sáb Mayo 04, 2013 9:09 pm

Llamado también Lanzarot. Obispo nominal de Pamplona. Hijo natural del rey navarro Carlos III el Noble y de María Miguel de Esparza, nacido en abril de 1386. Cuando contaba cuatro años, en 1390, y siguiendo el destino tradicionalmente reservado a las madres de los «bastardos reales», es separada María Miguel de su hijo, profesando en convento de Bargota, cerca de Puente La Reina / Gares, monasterio de la Orden de San Juan de Jerusalén desde el siglo XIII. Lancelot entonces es puesto bajo la responsabilidad de su ayo García Lópiz de Lizasoain, tesorero del reino, en cuya casa y castillo de Garaino vive, junto a la nodriza, marquesa de Ostas. Sus primeras letras las aprende de García Ximénez de Ballarín, abad de Zubiurrutia, nombrado capellán del bastardo por el rey. Posteriormente es enviado en 1397 a la Escuela de Gramática de Pamplona, que dirigía como maestro de estudio Andreu de Aibar, donde más tarde entrará su hermano Godofre. En 1403 Carlos III le envía a la Universidad de Toulouse, donde estudiaban la mayor parte de los navarros de la época, respondiendo a los deseos expresados por su padre de que siguiera la carrera eclesiástica, a lo que contribuye con el envío de grandes cantidades de libros doctrinales. En su primer testamento, fechado en la capital navarra el 11 de junio de 1403, el rey dice: «...Item, queremos et ordenamos que Lancelot, nuestro fijo bastart, el quoal nos cognoscemos et tenemos por tal, et lo habemos inviado a Estudio, sea ordenado a ser clérigo... Et cada que el obispado de Pomplona acaesca vacar, eil seyendo digno para eillo, procuren et tracten que li sea proveido del dicto obispado...». Desde este momento comienza una lucha afanosa del rey y del propio Lancelot por la sede pamplonesa que durará largo tiempo. Pide pues para su hijo el rey el obispado al Papa Luna Benedicto XIII, quien -aún denegándolo-- le otorga al bastardo los cargos de notario apostólico, arcediano de Calahorra (1404) y sacristán de Vich, concediéndole privilegio de altar portátil y una pensión de 1.500 florines sobre la mesa episcopal de Pamplona, así como la rectoría de San Pedro de Monfort, diócesis de Rouen. A la hora de tomar posesión del arcedianato de Calahorra surgen problemas con Castilla, que tardará dos años en dar el consentimiento. Obtenido éste, en 1407 Juan García de Larraya, consejero del rey, y Martín Miguel de Elzaburu, notario, marchan a tomar posesión, fracasando de nuevo. Será el enviado Guillemot del Rin quien, tras ser obstaculizado en un primer momento, consigue finalmente su objetivo. Habiendo muerto en Mónaco en 1406 el cardenal Miguel de Zalba, obispo de Pamplona, manda Carlos III al Papa sucesivos mensajeros en pos de la mitra: primero envía a Juanco de Lizasoain e insiste siete meses después por medio de Sancho García de Artajo que fue al encuentro de Pedro de Luna en Marsella, sin resultado. En agosto de 1408 -tras una embajada formada por el propio Lancelot, acompañado de Per Arnaut de Garro, Diego de Baquedano y Pierres de Peralta, el Viejo, también baldía- se presenta el rey en Perpiñán. La situación del antipapa era muy difícil: se encontraba aislado, ya que hasta los cardenales que le habían seguido más decididamente apoyaban ahora a Gregorio XIV y preparaban el concilio en Pisa. Carlos el Noble, aprovechando la posición del Papa al temer apoyo navarro a la causa de su hundimiento, le apremia. Benedicto XIII no tiene entonces otra opción que conceder la silla pamplonesa al bastardo Lancelot, si bien con la condición de que no recibiera la consagración episcopal. Gobernará Lancelot la diócesis a título de vicario general, nuncio, colector apostólico y administrador perpetuo de la diócesis. A estos productivos cargos, hubo de añadir el ornamental y fastuoso título de Patriarca de Alejandría. Durante su episcopado se transforman las dependencias del cabildo construidas primitivamente por Arnalt II Barbazán, obispo de 1317 a 1355 y convierte la casa del Arcediano de la cámara en palacio episcopal, por ser lindante al templo catedralicio y más cómodo como tal que el primer palacio, el de San Pedro. En 1412 Lancelot figura como testigo en el segundo y definitivo testamento de su padre, fechado en Puente La Reina / Gares en septiembre de este año. En 1415 marcha junto con su hermano Godofre al Bearne, en apoyo del conde de Foix, aportando Lancelot personalmente numerosos hombres. Asiste también junto a su hermano a la coronación de Fernando I de Aragón (Zaragoza, 1414), lo que le impide asistir a las Cortes de Olite, donde le representó el vicario general de la diócesis Martín de Eusa. Falleció el bastardo Lancelot de Navarra en Olite el 8 de enero de 1420. Hombre que llevó una vida muy irregular y costó enormes sumas al erario navarro, dejó dos hijos ilegítimos y numerosas deudas. De sus hijos Johanot y Margarita sabemos que el 19 de marzo de 1436 Juan I y su esposa Blanca mandaron tomar en cuenta sesenta florines que habían dado a «Johannot fijo de nuestro caro et bien amado hermano el patriarca, a quien Dios perdone...». De Margarita conocemos que tuvo como aya a Margarita o «Marimonda» de Bresquen, a quien un documento de 1423 cita como «aya de Margarita de Navarra, fija del seinor patriarca que Dios aya...». Los restos del obispo Lancelot fueron trasladados al parecer al coro alto de la catedral pamplonesa, donde hoy reposan sin que se pueda precisar bien su ubicación.

Alberto Xabier MARTÍNEZ ARTOLA

Nabarra
Gonbidatua


Gora itzuli Ir abajo

Gora itzuli


 
Permisos de este foro:
Foro honetan ezin duzu gairik erantzun