Concierto y Rey para los perdedores, del Blog de Anasagasti

Ir abajo

Concierto y Rey para los perdedores, del Blog de Anasagasti

Mezua  Nabarra el Sáb Jun 22, 2013 6:55 pm

CONCIERTO Y REY, PARA LOS PERDEDORES.



La uniformización de España tiene lugar durante el Siglo XIX. Ya fraguándose con la Constitución de Cádiz de 1812 tiene como consecuencia la pérdida definitiva de los restos de Soberanía para los Territorios Históricos y para Navarra.

Una relación que hasta la fecha bien podría considerarse de RELACIÓN CONFEDERAL, política y económicamente. Estatalidad de nuestros territorios que definitivamente se pierde durante el Siglo XIX, teniendo como consecuencia:


1. Un Concierto Económico para los perdedores de una Guerra.

2. La falsaria Imposición de una nueva Monarquía en Navarra y los Territorios Históricos Vascos.

1. Un Concierto Económico para los perdedores de una Guerra.

El Concierto Económico de la Comunidad Autónoma Vasca tiene su origen en la necesidad de arbitrar algún sistema por el cual los Territorios Históricos Vascos (Álava, Guipúzcoa y Vizcaya) paguen los impuestos al Estado tras la Tercera Guerra Carlista y la aprobación de la Ley de 21 de julio de 1876, que obligaba a que los ciudadanos de estas provincias paguen al igual que los demás españoles.

De igual manera, en Navarra el Convenio Económico comienza a gestarse tras la abolición oficial de Navarra como Reino con la falsamente llamada "Paccionada" Ley de 1841, en la que se da el puntillazo mortal a los restos de la Estatalidad de Navarra.

Previamente a la pérdida de las guerras carlistas el status de Navarra y los Territorios Históricos respecto a España les coloca como mínimo en un modelo confederal, de igualdad entre Estados.

Como dice Antonio Urra en un reciente artículo sobre la Ley Paccionada:

"En el Gobierno de España se hablaba en esa época de que nuestros fueros eran "privilegios medievales injustos". La derrota de los carlistas fue la excusa para que los liberales centristas procedieran a una nueva organización administrativa de España. La Ley Paccionada de 1841 es una ratificación del Convenio de Oñate que suprimía las peculiaridades de Navarra y de las Provincias Vascongadas. Se instaura en Navarra el Régimen Foral que supone renunciar al Reino a cambio de una autonomía. Navarra pasa de ser un reino a ser una provincia. Navarra pierde las Cortes y por tanto su facultad legislativa y también prerrogativas como la exención del servicio militar, la acuñación de moneda, se trasladan las aduanas del Ebro a los Pirineos. Se pierde casi todo menos la autonomía fiscal."

El Concierto Económico Vasco y el Convenio Económico de Navarra en realidad no resultan más que el premio de consolación para los perdedores de la guerra. Una mínima compensación con rango de Derecho por la pérdida de Soberanía de Navarra y los Territorios Históricos Vascos.

2. La falsaria Imposición de una nueva Monarquía en Navarra y los Territorios Históricos Vascos.

El Conflicto Bélico carlista NO tiene como base política una carácter dinástico. Las leyes forales, claramente predefinen una inicial legitimidad de Isabel II para la Corona Navarra, donde NO EXISTE LA LEY SÁLICA (que da preferencia a los varones en la Sucesión Dinástica).

Se trata evidentemente de una causa de desafuero la que provoca que vascos y navarros se levanten en armas por la defensa de sus Fueros y abracen la Dinastía Carlista. No podía ser de otro modo cuando es la Dinastía Liberal, sus regentes y espadones los que hacen es cercenar la Estatalidad y Soberanía de Navarra y TT.HH. Por mucha legitimidad que tuviera Isabel II (en Navarra) no puede tolerarse que se suprima las Cortes/Parlamento Navarro y las Leyes Forales.

La Dinastía Carlista se muestra proclive a restaurar el régimen confederal entre Navarra/TTHH y España e incluso de abolir los Decretos de Nueva Planta para los territorios de Catalunya y la Corona de Aragón, origen de la pérdida foral y autogobierno de los antiguos territorios de la Corona de Aragón (Confederación Catalano-Aragonesa)

España, año 1931. Muere sin descendencia el heredero universal de Carlos VII (protagonista y líder de la III Guerra Carlista), Jaime III donde recaen los Derechos de la Corona Navarra y Territorios Históricos Vascos. Cinco años más tarde, recién comenzada la Guerra Civil, muere Alfonso Carlos, el hermano mayor de Carlos VII, y sucesor de su sobrino con más de 80 años.

El último rey carlista ha muerto sin descendencia. Se disputan sus derechos a la Corona de España, Juan de Borbón (padre del actual monarca y tercer hijo del exiliado Alfonso XIII) así como Javier de Borbón Parma (descendiente directo de Felipe V, y designado Regente en plena Guerra Civil).

Por primera vez, en muchísimo tiempo, los Derechos a la Corona Española y los Derechos a la Corona Navarra se bifurcan. Hereda los Derechos a la Corona Navarra, según las leyes propias navarras, Blanca de Borbón casada con Leopoldo Habsburgo, hija mayor de Carlos VII, y hermana de Jaime III, se convierte en depositaria de los Derechos a la Corona Nabarra Unificada e Independiente.

Doña Blanca y sus hijos (Habsburgos) no podían alegar ningún Derecho a España (por la Ley Sálica y al existir otras ramas Borbón),pero en su seno tienen todos los Derechos Forales las de Corona Nabarra y Territorios Históricos.

Evidentemente, todo esto es ignorado y ocultado para imponer una Dictadura feroz de 40 años, más sus sucesores, o lo que se conoció como Monarquía del 18 de Julio.

Nabarra
Gonbidatua


Gora itzuli Ir abajo

Gora itzuli


 
Permisos de este foro:
Foro honetan ezin duzu gairik erantzun